ashwagandha propiedades

La ashwagandha es una hierba ayurvédica de gran ayuda para los que sufren de fatiga adrenal y estrés.

imagen de raices de ashwagandha

La raíz de la planta ashwagandha es ampliamente prescrita para ayudar a las personas con fatiga adrenal.

Ashwagandha, también conocida como el ginseng indio, es es una hierba ayurvédica muy popular en la India utilizada ampliamente como suplemento para enfermos con fatiga adrenal, ayudando al cuerpo a aliviar los síntomas del estrés y a restaurar nuestro funcionamiento óptimo estimulando el sistema inmunológico.

La planta ashwagandha (withania somnifera L.) es miembro de la familia de las solanáceas con una raíz con un característico olor fuerte. De hecho en sánscrito el nombre significa que "huele a caballo". Las raíces y bayas de la planta se utilizan ampliamente en la medicina ayurvédica, india y africana.

En medicina ayurvédica la raíz de ashwagandha se la receta como un tónico, narcótico, estimulante y afrodisíaco. Estimula el sistema inmune, apoya la mejora del funcionamiento de la tiroides, mejora la capacidad cerebral, y previene la pérdida de cortisol.

Algunas personas lo utilizan para mejorar la salud cognitiva, alegando que les ayuda a pensar mejor. Otros lo utilizan para aliviar el dolor y la hinchazón. Ashwagandha también es útil para los trastornos del estado de ánimo y la pérdida de memoria.

Pero por lo que es cada vez más popular es por ser una planta con propiedades adaptógenas ayudando a nuestro cuerpo a lidiar con el estrés. De ahí su uso por personas que se sienten fatigadas y buscan mejorar su vitalidad. En combinación con la respiración adecuada y la dieta adecuada, ashwagandha puede reducir los síntomas de ansiedad.

Ashwagandha para la fatiga adrenal

La ashwagandha es ampliamente prescrita para ayudar a las personas con fatiga adrenal, trastorno de la salud que aparece cuando el cuerpo se ve sometido a un estrés constante.

La fatiga adrenal (también llamada fatiga suprarrenal) se produce cuando las glándulas suprarrenales funcionan por debajo del nivel necesario, normalmente debido a un estrés intenso y prolongado, o a infecciones agudas o crónicas. Sus principales síntomas son la fatiga y el letargo constantes, aún habiendo descansado. También la ansiedad, depresión, insomnio, confusión mental, baja función tiroidea, antojos de sal, disminución de la libido, etc.

El sistema hormonal responde al estrés a través de las glándulas suprarrenales y la tiroides. Si la tiroides no funciona bien es probable que nos sintamos fatigados. La ashwagandha ayuda a equilibrar los sistemas de respuesta hormonales, ayudando a regular el estado de ánimo, equilibrar las hormonas, y reforzar el sistema inmunológico.

Las personas que sufren fatiga suprarrenal tienen diferentes niveles de cortisol, dependiendo de la hora del día y otros factores. Tomar ashwagandha regularmente parece prevenir o reducir la pérdida de cortisol, lo que ayuda al individuo a tener más energía.

Hay que ser conscientes que la ashwagandha tiene componentes biológicamente activos que pueden ayudar a restablecer el equilibrio hormonal y ayudar a las personas a sentirse mejor, pero recuperarse de la fatiga adrenal lleva tiempo.

Trabajar con un especialista en identificar los factores de estrés presentes en la vida del paciente, eliminar los estimulantes como el café, el té y el azúcar, y mejorar calidad del sueño, van a ayudar en mayor importancia a restablecer el equilibrio hormonal y mejorar el estado de ánimo. También el ejercicio moderado es un componente clave en el restablecimiento del equilibrio.

En etapas más avanzadas de la fatiga adrenal las personas a menudo encuentran que la ashwagandha estimula su sistema demasiado, por lo que debe utilizarse con precaución y sólo con el apoyo de un profesional de la salud experimentado.

La ashwagandha también es útil para el cuidado del cabello

Se utiliza en champús y acondicionadores para estimular los folículos pilosos y mantener la salud del pelo.

Al mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y activar los folículos pilosos, acelera el crecimiento del cabello. También combate la alopecia androgénica ayudando a mejorar la calvicie prematura.

Siendo el estrés una de las principales causas de la caída del cabello en hombres y mujeres la ashwagandha controla la caída del cabello mediante la regulación de los niveles de cortisol en el cuerpo.

Consumo y efectos secundarios de la ashwagandha

La manera más habitual de consumir ashwagandha es la raíz molida en forma de cápsulas. La dosis es típicamente de 600 a 1.000 mg dos veces al día, aunque factores tales como la edad del paciente y la salud afectan a la dosis requerida.

Los posibles efectos secundarios de la ashwagandha pueden incluir vómito, diarrea, o malestar estomacal.

Se recomienda a las mujeres embarazadas no consumirla.


¿Quieres conocer más superalimentos?